Martes 23 de Julio de 2024

Hoy es Martes 23 de Julio de 2024 y son las 17:06 - - STUDIO UNO RADIO - Belén, Catamarca

SOCIEDAD

6 de diciembre de 2021

Por la vacunación y la baja circulación viral, la cantidad de internados por coronavirus aún no aumentó en el país

Especialistas analizaron la situación epidemiológica de la Argentina y plantearon preocupación ante la relajación de las medidas de cuidado en las fiestas de fin de año y las vacaciones. Qué puede pasar en el verano.

El promedio de nuevos contagios de coronavirus fue de 2033 por día en la última semana, la cifra más alta desde mediados de septiembre. Sin embargo, la ocupación de camas de terapia intensiva bajó a menos de la mitad comparando ambas fechas. Avance de la vacunación, baja circulación viral y la cercanía del verano, las tres causas principales que explican por qué ante una situación similar los casos graves no crecen a igual velocidad.

Así lo señalaron especialistas consultados. No obstante, advirtieron sobre un crecimiento sostenido en la cantidad de contagios y el freno en la baja de la ocupación UTI con el inicio de una tendencia al alza. Esto ocurre en momentos en que existe una gran relajación de las medidas de cuidado y que la variante Ómicron enciende alertas en todo el mundo.

Cuál es la situación epidemiológica de la Argentina

Los contagios de coronavirus crecen en la Argentina desde hace cinco semanas consecutivas. El alza responde en parte al movimiento turístico del último fin de semana largo del año, récord para el sector, sumado a la flexibilización de las restricciones y a la circulación de la variante Delta.

En la última semana, el promedio de casos diarios pasó de 1586 a 2033, es decir que se incrementó 28% en apenas siete días y si se compara con el registrado cinco semanas atrás el alza asciende al 78,5 por ciento.

Hay que remontarse a la semana del 20 de septiembre para encontrar un promedio diario de casos tan alto, pero entonces la situación epidemiológica del país era distinta. La curva de contagios mantenía una baja pronunciada desde el pico máximo de la segunda ola registrado en mayo, al igual que la ocupación de camas de terapia intensiva por pacientes con diagnóstico positivo. Ahora, ambas variables están en alza.

Sin embargo, mientras que a mediados de septiembre el promedio de nuevos contagios era de 2100, la cantidad de personas en estado crítico ascendía a 1496; a diferencia de esta semana en que se registraron 2033 casos por día, con una ocupación UTI de 656 camas este domingo. La cantidad de personas con diagnóstico positivo es similar, pero los pacientes graves se redujeron a menos de la mitad.

En tanto, en la última semana se reportaron en promedio 17 muertes por coronavirus por día, muy por debajo de los 147 fallecimientos que se informaron a diario entre el 13 y el 19 de septiembre.

Qué dicen los especialistas sobre la situación epidemiológica argentina

Todos los especialistas consultados por TN coincidieron en que el hecho de que a similar número de contagios haya menos personas en estado grave responde a una combinación de factores, entre los que se destacan el alto porcentaje de población ya vacunada contra el Covid-19, la cantidad de personas inmunizadas por haberse contagiado y la suba en las temperaturas.

Para Ricardo Teijeiro (MN 58065), infectólogo del Hospital Pirovano, “el nivel de protección vacunal en la Argentina es alto por la cantidad de gente que tuvo contacto con el virus y los vacunados que superan, en algunos lugares, el 85% y en promedio está en el 70 o 75%”, pero también a ello se suma que “hay una menor circulación viral y, lógicamente, también el tema estacional”. “Estamos entrando en el verano y las enfermedades respiratorias son menos frecuentes”, evaluó.

En tanto, Silvia González Ayala (MP 91.229), titular de la cátedra de Infectología de la Universidad Nacional de La Plata, indicó que la “vacunación, completa o incompleta más la inmunidad por infección natural son las responsables” de una menor ocupación UTI con similar cantidad de contagios. “La experiencia en Europa muestra que nueve de cada diez ingresos a Unidad de Cuidados Intensivos son de personas no vacunadas”, precisó.

Amadeo Esposto (MP 13.891), jefe del Servicio de Infectología del Hospital San Martín, de La Plata, coincidió con el resto de los especialistas en que la situación actual en la Argentina responde al “hecho de que estemos en primavera, con mayor actividad al aire libre, donde es muchísimo menos el riesgo del contraer enfermedades”, pero también a que existe “un grupo de la población vacunada y un grupo de la población afectada importante, o sea con anticuerpos”.

En el mismo sentido se expresó el infectólogo Carlos Bergallo (MP 7651), miembro del comité asesor del Ministerio de Salud de Córdoba. Afirmó que la menor ocupación UTI está “seguramente relacionada con la vacunación”, aunque aclaró que el repunte de casos que comenzó a evidenciarse en las últimas semanas tiene como causa la “disminución de las medidas de protección personal y los no vacunados”.

Qué prevén los especialistas para después de las fiestas de fin de año y el verano

La variante Ómicron es una de las grandes preocupaciones que tienen por estas horas los especialistas y el Gobierno. Se desconoce el alcance de la gravedad, pero está confirmado que es mucho más contagiosa a una velocidad mayor que otras variantes, y es por eso que la relajación de las medidas de cuidado enciende algunas alertas.

Para Teijeiro no se debe perder de vista que “como el año pasado, el movimiento de fin de año y de las vacaciones de verano puede hacer que haya un pico, aunque nunca de la magnitud de los anteriores, eso seguro”. “La tendencia que vamos a tener es justamente un aumento sostenido, no con grandes impactos como había pasado de otras oportunidades, sino que será más gradualsin una gran demanda en el sistema sanitario, sobre todo en las camas de terapias e internación”, anticipó.

Esposto también indicó que “la posibilidad de un pico es hoy impredecible, porque depende de numerosas variables, como el ritmo de vacunación, la circulación viral, el ingreso de la variante Ómicron y el comportamiento individual, entre otros, aunque tenemos a favor el clima”.

“En la medida en que no volvamos a tomar precauciones personales vamos a tener un repunte. Hay mucha gente que está con una sola vacuna y no alcanza, con dos es insuficiente si pasaron más de seis meses y ni hablemos de los no vacunados. Recién hay un porcentaje muy chico de la población que está en la tercera”, advirtió.

Para González Ayala también “es previsible un aumento de los casos, a medida que haya más reuniones sociales y familiares” sin la prevención adecuada. “Los eventos masivos, partidos de fútbol, manifestaciones populares o sociales, sin los mínimos recaudos, claramente tienen que tener un impacto ascendente”, consideró.

Al evaluar un posible pico luego de las fiestas de fin de año y las vacaciones de verano, Bergallo dijo que “dependerá de la vacunación, los cuidados y la aparición de nuevas variantes”.

 

COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!