Jueves 30 de Mayo de 2024

Hoy es Jueves 30 de Mayo de 2024 y son las 13:58 - - STUDIO UNO RADIO - Belén, Catamarca

SOCIEDAD

26 de mayo de 2021

Superluna roja: cómo fue el fenómeno astronómico más importante del año

El evento no se veía desde hace seis años. El próximo eclipse será en noviembre pero parcial.

Una luna llena, además en su punto más cercano a la Tierra, y para completar con un eclipse lunar total coincidieron este miércoles en la llamada “superluna roja”.

 

Esta rara “trifecta” lunar, que enrojeció la Luna por “una decena de minutos”, no ocurría desde hace unos seis años, detalló en una entrevista el científico argentino de la NASA Lucas Paganini.

Este miércoles, la luna llena estuvo en el punto más cercano a la Tierra durante este año, lo cual se conoce como “superluna”. Esta cercanía la hizo parecer un 25% más grande y un 12% más brillante que en otros momentos, precisó Paganini.

El eclipse lunar total se vio entre las 8.11 y las 8.25 en partes de la Argentina.

La sombra de la Tierra oscurecerá así la Luna, pero gradualmente el satélite irá adquiriendo un color oxidado o rojo sangre por los reflejos de los rayos del Sol, al igual que sucede con algunas madrugadas y atardeceres en el planeta.

Las etapas del eclipse, que dura de una a dos horas, ocurren simultáneamente para todos los que pueden ver la Luna.

El eclipse total, el primero desde enero de 2019, será visible especialmente en el oeste continental de Estados Unidos y Canadá, todo México, la mayor parte de América Central y Ecuador, el oeste de Perú y el sur de Chile y Argentina, según la agencia aeroespacial NASA.

También se puede ver en su totalidad en el este de Australia, Nueva Zelanda y las islas del Pacífico, incluido Hawaii.

Para ver este eclipse lunar, no hace falta usar anteojos especiales como en los eclipses solares, la “superluna roja” estará así al alcance de una gran porción de la población, que puede equiparse con telescopios o binoculares para verla mejor.

Paganini recordó que la Luna además de ser la compañera celestial de la Tierra, se formó hace 4.500 millones de años, cuando lo hizo el Sistema Solar.

“Entender la composición de la Luna nos puede dar información de su formación planetaria, de la formación de nuestro Sistema Solar y también de la Tierra”, enfatizó. La ausencia de lluvias o vientos en la Luna mantuvieron su composición por millones de años.

En los casi 12 años que el Orbitador de Reconocimiento Lunar (LRO, por su sigla en inglés) de la NASA lleva dándole vuelta a este satélite, los científicos se dieron cuenta que la Luna es más dinámica de lo que se imaginaban: tiene temblores y depósitos de diferentes materiales, incluso metales como titanio, hierro y aluminio.

El LRO determinó además que los depósitos de agua no se limitan a sus polos, que muchos cráteres recientes surgieron en cientos de millones de años y que además hay túneles o cavernas que se formaron por flujos de lava. Estos hallazgos son claves para la NASA para preparar próximas misiones tripuladas a la Luna.    

COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!