Sábado 25 de Mayo de 2024

Hoy es Sábado 25 de Mayo de 2024 y son las 16:51 - - STUDIO UNO RADIO - Belén, Catamarca

PROVINCIALES

15 de abril de 2022

Misa de la Última Cena del Señor en la Catedral

"Al calor de la Eucaristía debemos realizar nuestra identidad eclesial como 'casa y escuela de comunión', como familia de Dios", dijo el obispo Luis Urbanc.

El Jueves Santo, 14 de abril, la Iglesia dio inicio al Triduo Pascual de la Pasión, Muerte y Resurrección de Nuestro Señor Jesucristo, con la celebración de la Misa de la Cena del Señor en la instituyó la Sagrada Eucaristía y el Sacerdocio ministerial y el mandamiento nuevo del amor fraterno.

A las 20.00, una gran cantidad de fieles participó de la ceremonia litúrgica presidida por el obispo diocesano, Mons. Luis Urbanc, y concelebrada por los presbíteros Luis Páez y Ramón Carabajal, en el altar mayor de la Catedral Basílica y Santuario del Santísimo Sacramento y de Nuestra Señora del Valle. La misma fue transmitida a través de las redes sociales de la Catedral y del Obispado con lengua de señas.

En el transcurso de la celebración, el pastor diocesano, repitiendo el gesto de Jesús con sus discípulos en aquella cena antes de ser condenado a morir en la Cruz, lavó los pies de doce laicos, entre ellos servidores del Santuario mariano, policías, docentes y de otros ámbitos.

Durante su homilía, Mons. Urbanc se refirió al lavado de los pies comentando que “era un gesto de acogida y hospitalidad que se debía hacer apenas se llegaba a la casa del anfitrión, antes de la comida; y lo hacían los sirvientes o los esclavos paganos”.

También puso el acento en que las tres lecturas proclamadas “abordan la cena o comida pascual en un clima familiar y de despedida”. Luego afirmó que “Jesús rompe con esta tradición porque hace este gesto ‘fuera de tiempo’ y porque, siendo el maestro, ocupa el lugar del ‘sirviente’. Esto justifica en gran parte la sorpresa y la reacción de Pedro y de los demás”.

En otro tramo de su predicación dijo que en este Jueves Santo, el Señor nos entrega tres cosas: “1. Ante todo, su Presencia Real y Sacramental en la Eucaristía… 2. Nos deja también el sacramento-mandamiento de la Caridad con su expresión visible que es el Servicio, gesto que es una condición para entrar en el Reino de los Cielos... 3.- Nos deja el Sacramento del Orden Sagrado. La Iglesia celebra la Eucaristía a lo largo de los siglos en continuidad con la acción de los apóstoles, obedientes al mandato del Señor. La institución de la Eucaristía reclama la institución del Orden sacerdotal mediante el cual la misión confiada por Cristo a sus apóstoles sigue siendo ejercida en la Iglesia hasta el fin de los tiempos”.

“La Eucaristía hace la Iglesia, y la familia es la iglesia doméstica. Por eso, la Eucaristía hace y sostiene los vínculos familiares y comunitarios. Al calor de la Eucaristía debemos realizar nuestra identidad eclesial como ‘casa y escuela de comunión’, como familia de Dios. En ella debemos permanecer como en nuestra propia casa; es nuestro hogar, lugar donde encontramos la firmeza de nuestra fe. Y aquí debemos, en primer lugar, poner en práctica el mandamiento del amor en el servicio a los demás”.

“Que la Virgen del Valle nos ayude a penetrar este misterio del amor de Dios, que en su Hijo Amado, vino a servir y no a ser servido, dando su vida en rescate de una multitud, en la que procuremos estar nosotros”, concluyó.

Adoración del Santísimo Sacramento

Finalizada la Santa Misa, el obispo diocesano, acompañado de los sacerdotes concelebrantes, llevó en procesión el Santísimo Cuerpo de Cristo, presente en la Sagrada Eucaristía, hasta el altar lateral sur, donde los fieles lo adoraron hasta las 24.00. También se realizó la visita a los Monumentos, como se acostumbra en la noche del Jueves Santo.

 

 

COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!