Sábado 25 de Mayo de 2024

Hoy es Sábado 25 de Mayo de 2024 y son las 09:19 - - STUDIO UNO RADIO - Belén, Catamarca

ECONOMíA

31 de julio de 2023

El Gobierno enfrenta un pago clave al FMI y reúne fondos entre un préstamo de la CAF y los yuanes del swap

Este lunes vencen casi US$2700 millones en concepto de capital y mañana otros US$758 de intereses con el organismo. Según fuentes de Economía se pagará con moneda china y dinero de multilaterales, pero no es suficiente. Habrá anuncios por la mañana.

Pese a que el Gobierno alcanzó el acuerdo técnico con el Fondo Monetario Internacional (FMI), los compromisos con el organismo continúan. Sin ir más lejos, hoy vencen casi US$2700 millones en concepto de capital que deberán cancelarse para no caer en atrasos. Según fuentes oficiales, esos pagos se afrontarán con un préstamo del Banco de Desarrollo de América Latina y el Caribe (CAF) y se volverán a utilizar los yuanes provenientes del swap con China, pero hay un remanente cuya fuente de financiamiento aun se desconoce. El Gobierno dijo que habrá anuncios para clarificar el tema este lunes por la mañana.

Luego de sellar los aspectos técnicos del entendimiento y definir que los primeros desembolsos por US$7500 del Fondo llegarán después de las PASO, a Sergio Massa le quedaba pendiente cerrar “operaciones puente” que le permitieran asumir los compromisos previstos para este lunes y otros US$758 millones de intereses que vencen el martes. En total, son aproximadamente US$3400 millones entre ambos vencimientos.

En despachos oficiales explican que los US$2700 de julio -que originalmente estaban previstos en distintos momentos del mes y luego se unificaron y postergaron hasta este lunes- se pagarán, en primer lugar, con US$1000 millones de CAF y el resto con moneda renminbi.

Estimaciones privadas calculan que ya se utilizaron entre US$3400 millones y US$3600 millones del primer tramo del swap con China, por lo que quedan disponibles aproximadamente US$1500 millones. Si se suman a los US$1000 de la CAF, se necesitan todavía unos US$200 millones para hacer frente a los pagos de este lunes. Al cierre de esta nota, en el Ministerio de Economía no respondieron a las consultas sobre cómo se cubrirá ese faltante, aunque sí dijeron que el objetivo es “no tocar las reservas”.

Una de las alternativas que asomaba como posible era la utilización del segundo tramo por US$5000 millones del swap, pero como se trata de una negociación confidencial, no se sabe aun si la habilitación del resto de los fondos del gigante asiático es automática o requiere algún tipo de autorización previa.

“Sorprendió que se pague -al menos una parte- con un puente de multilaterales (por el préstamo de la CAF) como para no activar el segundo tramo del swap. Eso podría ser un indicio de que no es automático, pero no se sabe a ciencia cierta”, analizaron en la consultora Equilibra.

Sumado a este escenario, mañana vencen otros US$758 millones de intereses con el Fondo, que probablemente se paguen en los próximos días. Es decir, que el Gobierno tiene la posibilidad de posponer la cancelación de esas obligaciones, tal como hizo en junio y julio. Sin embargo, en el Palacio de Hacienda se hablaba de que esos pagos se realizarían esta semana.

Massa intenta despejar la discusión por la deuda con el FMI hasta después de las elecciones

Por estas horas, la estrategia del ministro de Economía y candidato presidencial de Unión por la Patria es cancelar los compromisos con el Fondo para aguardar a que lleguen los desembolsos por US$7500 millones después de que el board del organismo multilateral dé el visto bueno. Ese dinero, sin embargo, llegará después de las PASO. Pasadas las elecciones generales, en noviembre, el FMI gatillaría otra parte y recién allí se volverían a revisar las metas del acuerdo.

“El programa tiene dos momentos de desembolso: uno en agosto, la tercera semana; otro en noviembre; la primera semana”, explicó Massa previo a la publicación del acuerdo técnico, el pasado viernes.

El acuerdo sellado entre el Gobierno y el Fondo tiene algunas particularidades: en primer lugar, redujo la meta de acumulación de reservas de US$8000 millones a US$1000 millones para fin de año -hay que tener en cuenta que las reservas netas permanecen en terreno negativo por unos US$7500 millones-, y mantiene la de déficit de 1,9% del PBI para 2023. Si bien la pauta sobre el déficit no tiene modificaciones, ese objetivo significará un mayor ajuste en las partidas presupuestarias para la segunda mitad del año, lo cual dificulta aún más los planes del Gobierno para el último tramo de la campaña electoral.

Este endurecimiento fiscal mencionado, sostuvo el Fondo, está respaldado en una serie de medidas sobre los ingresos y los gastos ya acordadas con el Ejecutivo. En primera instancia, se extendió el Impuesto PAÍS sobre las importaciones de bienes y servicios, y se lanzó el nuevo “dólar agro” para incentivar la liquidación de exportaciones.

 

Pero por el lado de los gastos, el organismo hizo referencia a tres medidas: contener el crecimiento de la masa salarial, actualizar las tarifas de energía “para reflejar mejor los cambios en los costos de producción, mientras se mejora la progresividad del sistema” y fortalecer los controles sobre la asistencia social -en instancias anteriores se avanzó en las auditorías sobre la entrega del programa Potenciar Trabajo, por ejemplo- y las transferencias corrientes tanto para las provincias como para las empresas estatales.

El FMI también permitió la intervención sobre el mercado de los dólares financieros de manera de evitar un salto brusco en el tipo de cambio en los próximos meses y aunque destacó las últimas medidas de Economía, se esperan más disposiciones oficiales para “continuar asegurando que las tasas de política se mantengan suficientemente positivas en términos reales.

COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!