Miércoles 29 de Mayo de 2024

Hoy es Miércoles 29 de Mayo de 2024 y son las 09:01 - - STUDIO UNO RADIO - Belén, Catamarca

ESPECTáCULOS

5 de julio de 2023

La salud de Silvina Luna: intentaron quitarle el respirador, pero debieron dar marcha atrás con la decisión

El periodista Ángel de Brito brindó las últimas informaciones acerca del estado de salud de la modelo, que continúa internada.

La modelo y actriz Silvina Luna continúa internada en terapia intensiva del Hospital Italiano. Según lo que informó el periodista Ángel De Brito durante la noche del martes en sus redes sociales, los médicos intentaron quitarle el respirador, pero tuvieron que dar marcha atrás con la decisión. “No tiene fuerzas para respirar sin la ayuda mecánica”, señaló el periodista en su cuenta de Twitter.

En el parte médico que se conoció el lunes por la tarde se precisaba que la ex Gran Hermano había requerido asistencia ventilatoria mecánica a causa de su debilidad muscular generalizada. “Actualmente, continúa con asistencia respiratoria mecánica, está despierta y con signos vitales estables. Permanecerá internada en el servicio de Terapia Intensiva, donde se le realizarán estudios adicionales y brindarán los tratamientos necesarios”, completaron desde la dirección médica.

Luna había sufrido un leve retroceso en su estado de salud el sábado pasado, por lo que los especialistas decidieron intubarla nuevamente para que tuviera abiertas las vías respiratorias. La decisión se tomó a raíz de los inconvenientes que presenta la modelo en los pulmones, luego que le detectaran la bacteria KPC.

Días atrás, el Dr. Guillermo Capuya brindó detalles a Teleshow acerca de qué se trata y cuál es la verdadera gravedad que presenta. “En realidad la KPC es una súperbacteria, porque es una bacteria multirresistente. Es la Klebsiella pneumoniae carbapenemasa, así se llama científicamente que, por supuesto afecta a las personas que tienen su salud más debilitada, como a los inmunodeprimidos y da infecciones graves”, comenzó explicando el médico.

Más adelante, Capuya se refirió a la gravedad de la misma. “Es una bacteria muy compleja, porque el tratamiento es largo y a veces requiere combinaciones múltiples de antibióticos hasta dar con los que logren combatirla. Siete, ocho y hasta diez antibióticos se pueden requerir para poder erradicarla”.

En cuanto a la manera en que pudo haberse contagiado, el médico encargado de las Relaciones Institucionales del Sanatorio Finochietto dijo que es muy frecuente en los pacientes que están hospitalizados. “Se puede contraer a través de los catéteres, de la saliva, por contacto. La verdad que cuando los médicos tenemos un cultivo con KPC es un problema complicado, muy complicado porque esta bacteria tiene la capacidad de resistir a la mayoría de los antibióticos y puede dar infecciones generalizadas causando una sepsis. Suele presentarse principalmente en unidades de cuidados intensivos en los hospitales justamente por la debilidad en su organismo que presentan los pacientes que están allí internados”.

“El tratamiento para combatirla consiste en antibióticos específicos que se pueden dar de 10 a 14 días aproximadamente, combinándolos entre ellos. Uno de los que se usan habitualmente es la Polimixina B y la Tigeciclina, entre otros”, concluyó el especialista.

Por su parte, el infectólogo Eduardo López habló en América Noticias (América) y destacó que la KPC es la bacteria que más complica a los médicos. “Es difícil de tratar pero junto al trabajo del laboratorio y de los médicos infectólogos decidirán qué antibióticos darle a la paciente y en qué dosis para lograr combatirla. También considero que, sin conocer nada del cuadro de Silvina Luna, si le sacaron el respirador es porque el manejo de la paciente es bueno y porque ella está respondiendo a los antibióticos que le están dando. Hay que empezar a darle los antibióticos que sean aptos para esta bacteria y a veces se asocian muchos medicamentos para mejorar el efecto”, destacó.

COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!