Miércoles 1 de Febrero de 2023

Hoy es Miércoles 1 de Febrero de 2023 y son las 06:51 - - STUDIO UNO RADIO - Belén, Catamarca

NACIONALES

2 de enero de 2023

Comenzó el juicio por el crimen de Fernando Báez Sosa

Los ocho iumputados por el crimen de Fernando Báez Sosa enfrentan el debate en su contra tras tres años del hecho.

A las 10 de hoy comenzó en Tribunal Oral en lo Criminal 1 de la ciudad de Villa Dolores el debate por el crimen de Fernando Báez Sosa, que tiene como imputados a Máximo Thomsen, Ciro Pertossi, Enzo Comelli, Matías Benicelli y Blas Cinalli, según la imputación hecha por la fiscal Verónica Zamboni, Luciano Pertossi, Ayrton Viollaz y Lucas Pertossi, quienes participaron de la pelea que acabo con la vida del joven de 18 años en 2020.

Con una duración de 22 audiencias, más de 130 testigos pasarán por la Sala para declarar sobre aquella noche fatídica y todos los acusados podrían ser condenados a la pena de prisión perpetua.

Los ocho rugbiers están acusados de los delitos de “homicidio doblemente agravado por alevosía y por el concurso premeditado de dos o más personas” y “lesiones leves” y se espera que estén presentes en la mayoría de las audiencias.

Graciela Sosa y Silvino Báez, padres de Fernando, verán por primera vez cara a cara a los asesinos de su hijo. En un día más que importante ambos, serán los primeros en declarar frente a los jueces María Claudia Castro, Christian Rabaia y Emiliano Lázzari.

Los jueces y la defensa de la familia de Fernando buscan que alguno de los rugbiers rompa con el “pacto de silencio” que después de tres años de aquella noche todavía no fue quebrado.

Eso podría ocurrir durante alguna de las 22 audiencias ya que, de los ocho, tres están señalados por cumplir otro rol en el crimen y que podría permitir un cambio en la pena.

La fiscal, quién leyó los argumentos de las imputaciones, sostuvo que Thomsen, Pertossi, Comelli, Benicelli y Cinalli “abordan por detrás a Fernando Báez, aprovechándose de que el mismo estaba de espaldas e indefenso y, de esta manera, actuando sobre seguro en virtud de la superioridad numérica y física, lo rodean, se abalanzan sobre él y comienzan a propinarle golpes de puño en su rostro y cuerpo” hasta que cayó inconsciente y falleció.

“Le propinaron allí en el suelo, varias patadas en su rostro y cabeza, causándole lesiones corporales internas y externas, las cuales provocaron su deceso en forma casi inmediata, al causarle un paro cardíaco producido por shock neurogénico debido a un traumatismo grave de cráneo”, añadió.

Los otros tres acusados, Villaz, Lucas y Luciano Pertossi “previo acuerdo y distribución de tareas con los otros sujetos activos, también participaron premeditadamente de la agresión con el fin de dar muerte a la víctima, posibilitando fundamentalmente la comisión del hecho, ya que rodearon tanto a Fernando Báez Sosa como a los amigos que estaban junto a él, impidiendo de esa forma que éste pudiese defenderse por sí solo e incluso recibir defensa por parte de sus amigos y/o terceros”.

Fernando Báez Sosa fue asesinado en la madrugada del 18 de enero de 2020 a la salida del boliche Le Brique en Villa Gesell y el hecho conmovió a la sociedad, por lo que sea realizaron varias marchas para exigir justicia por el joven: algunas de las movilizaciones estuvieron encabezadas por sus padres, Silvino y Graciela.

Caras de nervios y preocupación

A los ocho rugbiers acusados por el crimen de Fernando Báez Sosa se los vio con nervios y preocupación, sentados en el banquillo en el inicio del juicio.

Dos móviles del Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB) trasladaron a Máximo Thomsen, Enzo Comelli, Matías Benicelli, Blas Cinalli, Ayrton Viollaz, y Luciano, Ciro y Lucas Pertossi desde la Unidad 6 de Dolores hacia los tribunales. Hubo un fuerte operativo de seguridad durante el traslado, con unos 20 agentes del SPB y de la Dirección de Operaciones Especiales (DOE) que custodió el móvil penitenciario.

COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!