Martes 28 de Mayo de 2024

Hoy es Martes 28 de Mayo de 2024 y son las 10:06 - - STUDIO UNO RADIO - Belén, Catamarca

POLITICA

5 de abril de 2022

En un clima de tensión social, Zabaleta se prepara para una nueva negociación con piqueteros

El ministro de Desarrollo Social los recibirá este jueves. Los manifestantes advierten que iniciarán protestas si no hay acuerdo. Reclaman más planes sociales y refuerzos de partidas alimentarias.

Tras el acampe de la semana pasada y en un clima de creciente tensión social, el ministro de Desarrollo Social, Juan Zabaleta, recibirá este jueves a las organizaciones piqueteras no alineadas al Gobierno. Reclaman la creación de un millón de puestos de trabajo, más planes sociales y refuerzo de partidas alimentarias.

 

En concreto, lo que esperan de la reunión de este jueves es obtener respuestas positivas al “pliego de reivindicaciones” que presentaron a Zabaleta y que, dice Belliboni, “son elementales y muy sencillas”.

“Vamos con la expectativa de que el ministro presente soluciones al pliego de reivindicaciones que hemos presentado hace un tiempo y con la expectativa de que efectivamente haya entendido los reclamos que hemos hecho, que son elementales y muy sencillos, y que entendemos que están al alcance del Ministerio de Desarrollo Social”, explicó.

Crece la tensión social entre el Gobierno y las organizaciones piqueteras

La suba de precios de los últimos dos meses -especialmente en los alimentos, que es el rubro al que destinan casi la totalidad de los ingresos los sectores más vulnerables- profundizó los reclamos de las organizaciones sociales y tensionó el vínculo con el Gobierno.

Presionada por el Fondo Monetario Internacional (FMI) para bajar el gasto público, la administración de Alberto Fernández afina el lápiz para intentar cumplir la maratónica tarea de respetar los términos del acuerdo con ese organismo multilateral de crédito.

En este contexto, el objetivo de Desarrollo Social es convertir planes en trabajo, por eso la propuesta de la semana pasada se basó en el financiamiento para la compra de herramientas para las cooperativas. En ese punto hay coincidencias, pero las organizaciones piden una respuesta más urgente ante la crisis económica.

“Hoy nadie accede a planes porque están cerrados. Nuestro reclamo es que si hay planes tienen que ser universales, como pasó con el IFE. Rechazamos la idea de cupos”, dijo Belliboni en una entrevista radial.

Zabaleta ya adelantó que no negociará bajo un contexto de protestas en las calles. Considera que se trata de una “extorsión” y un “apriete” y pidió que “busquen otra modalidad de protesta”. Tiene bajo análisis el monto del aumento de la Tarjeta Alimentar, que ya confirmó su par de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas.

Desde el Gobierno porteño se metieron en la disputa y reclamaron que se dispongan medidas de contención para las manifestaciones, garantizando la libre circulación por la Ciudad de Buenos Aires.

Qué reclaman las organizaciones piqueteras

Mónica Sulle, referente del MST-Teresa Vive, cuestionó que “no abrirían cupos de los programas sociales, sin tener en cuenta que el mayor requerimiento es para mujeres jefas de hogar que hoy solo perciben la AUH y la Tarjeta Alimentar”, pero que “las jóvenes que no los tienen hijos no perciben nada” y que esto implica que la reunión del jueves “es con condiciones”.

En un comunicado de prensa tras el acampe de la semana pasada, Silvia Saravia, coordinadora nacional de Barrios de Pie, criticó a Zabaleta porque no dio “ninguna solución a las problemáticas” planteadas, entre ellas “que se cree un millón de puestos de trabajo”.

“También precisamos que se reabra el Potenciar Trabajo, ya que muy poca gente está consiguiendo empleo formal”, reclamó y destacó la necesidad de “provisión de más y mejores alimentos” para los comedores y merenderos. “Hace nueve meses que no están llegando las herramientas e insumos para los emprendimientos productivos llevados adelante en los barrios”, denunció.

Por su parte, Alejandro Bodart, dirigente nacional del MST-FIT Unidad, consideró que “con un plan social de $16.000 y sin ninguna chance de conseguir trabajo, con la canasta familiar a más de $80.000, indigna que acusen de ‘extorsionadores’ a las organizaciones piqueteras que pelean para alimentar a sus familias”.

Los reclamos “no es extorsión ni apriete a los argentinos” porque “hoy vivimos la condena de esta situación económica que nos aprieta a todos”, completó Sulle, en el mismo sentido que el resto de los referentes piqueteros.

COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!