Martes 23 de Julio de 2024

Hoy es Martes 23 de Julio de 2024 y son las 17:38 - - STUDIO UNO RADIO - Belén, Catamarca

DEPORTES

4 de marzo de 2022

La crisis en Boca, una constante en el ciclo de Sebastián Battaglia como entrenador

Los conflictos con Agustín Almendra y Alan Varela no son una excepción. Un repaso cronológico por los problemas que enfrentó el técnico Xeneize desde su llegada al cargo.

En Boca no hay tiempos de paz. No existen. Esta semana, esto volvió a quedar demostrado luego de los conflictos que protagonizaron los juveniles Agustín Almendra y Alan Varela.

Esta no es la primera vez que un jugador Xeneize se ve envuelto en problemas extradeportivos desde que Sebastián Battaglia es el técnico del club. De hecho, el propio Almendra ya se había enfrentado con el DT en enero.

Aquella vez, ambos discutieron por la posición que el volante debía ocupar en el campo de juego: Agustín pretendía jugar por el sector izquierdo, pero Sebastián quiso ubicarlo en la derecha.

A partir de ahí el mediocampista perdió lugar en el equipo, y el lunes pasado, explotó de bronca al enterarse de que no sería titular en el duelo ante Central Córdoba de Rosario, por los 32vos de final de la Copa Argentina: “Vos no sos el técnico, a vos te manejan”, habría dicho el joven. La relación con el DT parece ya no tener retorno, y el mediocampista no volverá a jugar en el equipo profesional club.

A la par de esto, se supo que Alan Varela, uno de los mejores proyectos de las inferiores Xeneizes, también cometió un acto de indisciplina, aunque de menor gravedad.

No trascendió cuál fue la actitud del juvenil, pero fue bajado a Reserva por un tiempo, aunque pronto se reincorporaría al plantel de primera.

Los conflictos que enfrentó Sebastián Battaglia como DT de Boca

Sebastián Battaglia es el técnico de Boca desde el 17 de agosto de 2021, luego del despido de Miguel Ángel Russo. Antes, cuando se encargaba de la Reserva, tuvo que dirigir dos partidos de la primera división luego del conflicto con Atlético Mineiro, por el cual se rompió la burbuja sanitaria y gran parte del plantel tuvo que aislarse.

Desde ese momento, el DT tuvo que atravesar varias crisis en el club de la Ribera, en las cuales se vieron involucradas varias figuras del plantel profesional y hasta el propio Juan Román Riquelme.

El “Micro-gate” con Juan Román Riquelme y las dudas sobre su continuidad

A fines de octubre del año pasado, cuando Sebastián apenas llevaba dos meses entrenando a la primera, sufrió una dura derrota de local ante Gimnasia de La Plata.

Luego del partido, el vicepresidente de Boca hizo bajar del micro a los jugadores y les pidió que volvieran a ingresar a la Bombonera para tener una reunión.

Esta actitud desafió la autoridad del técnico, aunque Riquelme aseguró: “Fui a felicitar a los chicos, hicieron un gran segundo tiempo”.

Pocos días después, Battaglia bromeó luego de clasificar a la final de la Copa Argentina: “Me voy, no vaya a ser cosa que se me metan en el vestuario”, lanzó.

De esta forma le bajó los decibeles al conflicto, pero su continuidad estuvo en duda hasta fin de año cuando conquistó la Copa Argentina por penales ante Talleres de Córdoba, y se confirmó que seguiría en 2022.

La “intoxicación” de Carlos Zambrano, Sebastián Villa y Edwin Cardona

En diciembre del año pasado, el peruano y los dos colombianos se vieron envueltos en un hecho más que polémico: los tres llegaron a la concentración en malas condiciones y fuera de horario.

Battaglia decidió castigarlos y no incluirlos como titulares en el partido ante Newell´s del último torneo, pero luego adjudicó sus suplencias a una “intoxicación”: “Los tres cambios fueron producto de un malestar, una intoxicación que tuvieron”, señaló el entrenador.

Sin embargo, en el segundo tiempo, el ex técnico de Almagro decidió mandar a la cancha a Villa y Cardona. Esto cayó muy mal en el resto del plantel, que había acordado junto al entrenador que no jugarían.

Como si fuera poco, el enganche puso cara de fastidio cuando lo mandaron a hacer la entrada en calor: se mordió el labio y levantó las cejas.

Wanchope Ábila aseguró que nunca habló con Sebastián Battaglia: “Yo creo que no le gustaba”

El Consejo de Fútbol (CDF) confirmó a Battaglia como DT de Boca para el 2022, y rápidamente, el máximo ganador de la historia del club como jugador se enfrentó a un nuevo conflicto: la pelea entre Wanchope Ábila y los directivos.

El delantero retornó de un préstamo en la MLS y no iba a ser tenido en cuenta. Sin embargo, realizó toda la pretemporada en el club hasta que se concretó su traspaso a Colón de Santa Fe.

Según confirmó el ex Huracán, nunca pudo charlar con el técnico: “Nunca hablé con Battaglia. Yo creo que no le gustaba, pero no sé por qué no me lo dijo”

Cristian Pavón, de titular a borrado con Sebastián Battaglia

Otro dolor de cabeza para el ex Villarreal fue la situación de Cristian Pavón. Es que el extremo no renovará su vínculo con el Xeneize y se marchará libre al Atlético Mineiro a mitad de año.

Ante esto, el técnico tuvo que decidir si seguir contando con el jugador o no. Y aunque el año pasado fue muy importante para el equipo y disputó 21 partidos, hasta el momento Battaglia ha optado por borrarlo.

Sin embargo, el León había afirmado sobre el cordobés: “Es parte del plantel y hoy está. La decisión de si va a estar o no, la tomo yo”.

Un problema menor fue el que ocurrió con Marcelo “Chelo” Weigandt. El lateral derecho se había adueñado del puesto, pero ante una luxación del hombro y el gran nivel del peruano Luis Advincula, perdió su lugar y presionó para irse a Gimnasia de la Plata, donde ya tuvo un breve paso y hubiese sumado más minutos de juego.

Ahora, resta saber de cuántas crisis más tendrá que hacerse cargo el DT de Boca y si podrá volver a salir fortalecido de estas situaciones, como ocurrió en los casos de Almendra y Varela, donde Battaglia mostró mano dura y fue respaldado por todo el plantel.

COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!