Martes 23 de Julio de 2024

Hoy es Martes 23 de Julio de 2024 y son las 18:46 - - STUDIO UNO RADIO - Belén, Catamarca

INTERNACIONALES

5 de febrero de 2022

Atrapado en un pozo: los rescatistas están a metros del niño marroquí y trabajan pese al riesgo de desmoronamiento

Rayan, de 5 años, cayó en un hueco de difícil acceso y de 32 metros de profundidad el martes pasado; los especialistas tienen dudas sobre su estado de salud

Continúa el operativo en Marruecos para salvar a Rayan, el niño de 5 años que el martes pasado cayó en un pozo seco de 32 metros, un espacio pequeño y de difícil acceso. Las máquinas excavadoras ya se encuentran a pocos metros del chico. Si bien hay dudas sobre su estado de salud, un helicóptero sanitario ya espera en el lugar para asistirlo.

El pequeño de 5 años cayó el 1 de febrero en un pozo de la localidad de Ighran, cerca de la ciudad de Bab Berred, en la provincia de Chefchauen, al norte de Marruecos. Los sistemas de rescate del país avanzaron desde los 32 metros que lo separan de la superficie a apenas tres. Y continúan.

Sin embargo, a medida que pasa el tiempo se vuelven más difíciles las tareas de rescate: los dos últimos metros para alcanzar al niño en el fondo del pozo son los más difíciles por los riesgos de desmoronamiento, según aseguraron rescatistas, que debieron cavar un túnel horizontal con la ayuda de 11 personas, entre las cuales se encuentran expertos en perforación, efectivos de la Protección Civil y topógrafos.

Aunque la caída fue pronunciada, según cámaras de los sistemas de rescate, Rayan da señales de vida: se lo ve consciente y con heridas en la cabeza. El operativo tiene un helicóptero preparado para atenderlo en cuanto sea rescatado. En declaraciones a medios locales, el responsable del comité de seguimiento y vigilancia del rescate, Abdelhadi Tamrani, aseguró hoy que se está insuflando oxígeno de forma continua al niño.

Por su parte las autoridades dijeron que los equipos técnicos se encargan de garantizar la seguridad del perímetro. Uno de los responsables del operativo declaró: “Ya casi hemos llegado. Trabajamos de manera constante. El cansancio se hace sentir, pero todos los equipos están resistiendo a pesar de los imprevistos”. Y agregó: “Rezamos a Dios”. A su vez, el viernes por la noche, el padre de Rayan aseguró: “Conservo la esperanza de que me hijo saldrá vivo de ese pozo”.

Habitantes de la zona se mostraron solidarios con el niño y fueron al lugar para realizar un campamento de vigilia, a pesar de las bajas temperaturas entre las montañas de Rif, a 700 metros sobre el nivel del mar. Uno de los voluntarios del operativo indicó: “Vinimos a apoyar a los socorristas, Rayan es un niño de nuestra región, rezamos a Dios para que se salve. No nos iremos hasta que salga del pozo”.

Asimismo la Policía está trabajando en la zona para despejar el terreno de trabajo de las personas que van llegando. El portavoz del gobierno, Mustapha Baitas, mostró también su apoyo: “Nuestros corazones están con la familia y rezamos a Dios para que vuelva a reencontrarse con sus familiares lo más pronto posible”. Asimismo pidió a la multitud que se acercó al pozo “dejar a los socorristas trabajar para salvar a este niño”.

 

COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!