Lunes 20 de Mayo de 2024

Hoy es Lunes 20 de Mayo de 2024 y son las 18:44 - - STUDIO UNO RADIO - Belén, Catamarca

POLITICA

5 de febrero de 2022

Los tres negocios que Alberto Fernández quiere cerrar con China y están bajo la mira de EE.UU.

Una tecnología vetada por el país de Biden, con un pedido al Presidente para que no la adopte; el “oro blanco” que la nación asiática quiere extraer del norte para seguir creciendo y un pendiente de Axel Kicillof se encuentran en las prioridades de la agenda bilateral de manera extraoficial.

Los funcionarios que trabajaron en los detalles de la gira presidencial sabían que Rusia no traería grandes anuncios económicos ni acuerdos comerciales. El foco está puesto en la intensa, y más larga, visita a China, que culminará en un encuentro entre Xi Jinping y Alberto Fernández el domingo próximo a las 00:40 (horario Argentina)Tres proyectos de mutuo interés generan expectativa en el Gobierno, aunque molestias y suspicacias en Estados Unidos.

5G, ¿tecnología para espiar?

El primer proyecto tiene que ver con la implementación de la tecnología de 5G en la Argentina. Este nuevo desarrollo, que implicará multiplicar por 10 la velocidad de descarga y transmisión de la información que pasa por los dispositivos electrónicos (y se espera que cambie la manera de comunicarse virtualmente) está causando problemas diplomáticos y tensión entre distintos países por la presencia de Huawei, la megaempresa china, segunda manufacturera mundial de celulares y una de principales proveedoras de 5G en el planeta.

Las preocupaciones alrededor de Huawei se relacionan con las suspicacias de Occidente con respecto a que el gobierno chino pueda obligar a la empresa a “espiar” o “invadir la privacidad” de los usuarios a través de la nueva tecnología. De acuerdo con información de medios internacionales, la inquietud de Estados Unidos se sostiene en la Ley de Inteligencia Nacional de China de 2017. Establece que las organizaciones civiles deben “apoyar, cooperar y colaborar en el trabajo de inteligencia nacional”. Para Joe Biden y otros líderes mundiales, significa que la cúpula de Beijing puede obligar a Huawei a hacer espionaje.

Por este motivo, muchos países como Reino Unido y Australia suspendieron la instalación de la tecnología en sus países. Boris Johnson ordenó que Huawei retire toda su infraestructura, que ya estaba siendo desplegada, antes de 2027. Estados Unidos busca que otros gobiernos sigan estos pasos y evitar el ingreso de Huawei a América Latina. Trascendió que el Consejero de Seguridad Nacional de EE. UU., Jake Sullivan, buscó persuadir a Alberto Fernández para que frene los avances con la empresa china en una reunión el 6 de agosto del año pasado y, en un encuentro posterior con Sergio Massa, habría llegado a ofrecer fondos estadounidenses para que empresas argentinas desarrollen la tecnología, con tal de bloquear inversiones de Huawei.

Sin embargo, el Gobierno dijo que se “busca desplegar esta tecnología lo antes posible” y, para ello, mantuvo reuniones con prestadoras nacionales e internacionales, entre las que se encontró Huawei, Ericsson y Nokia, las principales proveedoras. En marzo del año pasado, el ENACOM organizó una exposición donde participaron las tres empresas.

La Argentina estaría avanzando en tratativas de implementación con Huawei. Hace menos de un mes, el Gobierno firmó el Plan de Acción Conjunta China-Celac que, entre sus puntos, incluyó uno de “industria y tecnología de la información”. Detalla la propuesta de “fortalecer cooperación mutuamente beneficiosa entre gobiernos, empresas e instituciones de investigación en infraestructura digital, equipos de telecomunicaciones, 5G, big data, computación en la nube, inteligencia artificial”.

Los progresos en la materia podrían tensar más las relaciones bilaterales con Estados Unidos. “La preocupación nuestra es que Huawei es más que una compañía, tiene relación con el gobierno chino, y la expansión tiene implicaciones en términos de inteligencia china y también de presión que puede hacer. No importa el país en el que se desarrolle”, advirtió Juan González, asesor de Joe Biden, en su visita a Buenos Aires.

Litio, el “oro blanco”

El segundo acuerdo está vinculado a la explotación de litio. Se trata de uno de las commodities estrella a nivel mundial actualmente porque sirve para fabricar baterías. El “oro blanco”, escaso y demandado por la restricción de componentes electrónicos luego de la pandemia, se encuentra en el noroeste argentino, que podría contener, según EE.UU., la segunda entre las mayores reservas del mineral en el planeta. Su principal consumidor, China, quiere asegurarse inversiones en la Argentina.

Funcionarios del Gobierno se refirieron a estas “negociaciones” como parte de mejoras para “la electro-movilidad del país” y confirmaron que se encuentra entre el menú de inversiones que Alberto Fernández espera anunciar. Mientras que se encuentra allá, Matías Kulfas, ministro de Desarrollo Productivo, recibió a directivos de la minera Zijin, una firma china, y confirmó esta mañana que invertirán US$380 millones en la construcción de una planta de explotación en Catamarca. El proyecto “Tres Quebradas” producirá 20.000 toneladas de carbonato de litio por año y comenzaría a funcionar a fines de 2023.

Fuentes oficiales confirmaron que se espera el anuncio de la instalación de una fábrica de baterías de litio y podría concretarse la instalación de Chery, la marca de autos china, para la producción de unidades eléctricas en el país.

Atucha III

Me preocupan los planes para instalar tecnología nuclear china no probada en la Argentina y sus implicaciones para la seguridad regional y la soberanía de la Argentina. Dada la mala experiencia con la estación espacial Las Lajas, la Argentina debería dar marcha atrás”, manifestó el senador republicano Jim Risch, uno de los principales integrantes de la Comisión de Relaciones Exteriores de la cámara alta estadounidense.

Si bien se trata de un negocio teóricamente cerrado a través de una firma virtual entre el gobierno bonaerense, la empresa Nucleoeléctrica Argentina y la Corporación Nuclear Nacional de China (CNNC), Alberto Fernández busca apalancarse en el acuerdo para hacer un anuncio y buscar más inversiones a nivel energético, vinculadas principalmente a dos represas hidroeléctricas para Santa Cruz.

No es la primera vez que Axel Kiciloff hace un anuncio vinculado a Atucha III. Le tocó cerrar un acuerdo de similares características durante su gestión como ministro de Economía en 2014. Acompañado de Julio De Vido, negoció con la misma empresa con la que firmó hace unos días para la construcción de esta central nuclear. En 2018, el proyecto, ya demorado, se detuvo.

 

COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!