Sábado 25 de Mayo de 2024

Hoy es Sábado 25 de Mayo de 2024 y son las 04:15 - - STUDIO UNO RADIO - Belén, Catamarca

ESPECTáCULOS

27 de enero de 2022

Cosquín 2022: Luciano Pereyra improvisando y Jorge Rojas bajo el diluvio en la quinta luna

El de Luján tuvo problemas técnicos y mostró su oficio para cambiar el show sobre la marcha. Ahyre y el cantor salteño se juntaron y le hicieron frente a la lluvia ante un conmovedor aguante de buena parte de la plaza.

Una quinta luna pasada por agua fue la que se vivió en este Festival de Cosquín 2022, que a pesar del clima y algunas importantes dificultades en la técnica durante el show de Luciano Pereyra, siguió adelante y pudo realizarse en su totalidad.

Tras algunos chaparrones breves durante la jornada, cuando en el tramo final de la presentación del cantante de Luján finalmente comenzó una fuerte y esperada lluvia, arrancó también el gran aguante de la plaza: mientras algunos corrieron a refugiarse en algún reparo y otros simplemente abandonaron el predio, una buena parte del público se quedó a cumplir el ritual de cantar bajo el agua junto a sus artistas favoritos, regalando postales épicas a las que nos tiene acostumbrados Cosquín.

Una quinta luna pasada por agua fue la que se vivió en este Festival de Cosquín 2022, que a pesar del clima y algunas importantes dificultades en la técnica durante el show de Luciano Pereyra, siguió adelante y pudo realizarse en su totalidad.

Tras algunos chaparrones breves durante la jornada, cuando en el tramo final de la presentación del cantante de Luján finalmente comenzó una fuerte y esperada lluvia, arrancó también el gran aguante de la plaza: mientras algunos corrieron a refugiarse en algún reparo y otros simplemente abandonaron el predio, una buena parte del público se quedó a cumplir el ritual de cantar bajo el agua junto a sus artistas favoritos, regalando postales épicas a las que nos tiene acostumbrados Cosquín.

Eso fue lo que sucedió durante la actuaciones de Ahyre y el cierre de Jorge Rojas, que cantó ante un verdadero diluvio hasta pasadas las 3 de la mañana, presentando temas de su reciente disco Viaje y grandes clásicos y apoyado en su precisa banda que cada vez suena mejor.

Uno de los momento más emotivos de la noche fue cuando el cantor salteño invitó al cuarteto oriundo de su misma provincia, con quienes viene haciendo buenas amigas hace un tiempo. En este caso, compartieron un set de casi media hora de duración que pasó por todos los climas.

 

LUCIANO PEREYRA, ADVERSIDAD Y OFICIO

“Seguimos improvisando”, tiró el cantante de Luján para sorpresa de todos mientras cambiaba su guitarra y pegaba un volantazo en la lista de temas.

Su show había comenzado apenas pasada la medianoche con evidentes desperfectos técnicos: hubo acoples varios, instrumentos que no sonaban, corridas detrás de escena, caras largas (incluidas algunas del mismo Luciano) y muchos silencios al finalizar cada una de las primera canciones. Algo estaba pasando y el desconcierto se hacía notar.

¿QUÉ PASÓ?

La explicación oficial del festival fue que se trató de problemas del propio equipo de Pereyra, ya que durante la prueba de sonido a las que el cantante no suele asistir, todo estuvo correcto. Entre esos contratiempos y la lluvia que se desató después, estaba claro que los astros no lo acompañaban.

En la conferencia de prensa posterior al show, el artista sí admitió que hubo problemas aunque no explicó de qué se trató la cuestión. Con una admirable calma que probablemente no hubiera mostrado en otro momento se su carrera, explicó: “Son cosas que pueden pasar”. Eso sí, aclaró que su tecladista y dos integrantes del equipo técnico tuvieron que ser reemplazados por Covid. Pero sobre todo, hizo hincapié en que a pesar de las adversidades, el show pudo realizarse y se mostró conforme con el rumbo que tomó la noche. “Tuvimos que cambiar la lista de temas y el público se enganchó aún más”, señaló. A juzgar por lo sucedido, tiene razón. La plaza celebró una versión con guitarra y voz de Córdoba sin ti y otro bloque acústico que incluyó algunas chacareras y otros temas de los más románticos de su repertorio, en este caso bien despojados. Un lujo para Cosquín.

Una quinta luna pasada por agua fue la que se vivió en este Festival de Cosquín 2022, que a pesar del clima y algunas importantes dificultades en la técnica durante el show de Luciano Pereyra, siguió adelante y pudo realizarse en su totalidad.

Tras algunos chaparrones breves durante la jornada, cuando en el tramo final de la presentación del cantante de Luján finalmente comenzó una fuerte y esperada lluvia, arrancó también el gran aguante de la plaza: mientras algunos corrieron a refugiarse en algún reparo y otros simplemente abandonaron el predio, una buena parte del público se quedó a cumplir el ritual de cantar bajo el agua junto a sus artistas favoritos, regalando postales épicas a las que nos tiene acostumbrados Cosquín.

Eso fue lo que sucedió durante la actuaciones de Ahyre y el cierre de Jorge Rojas, que cantó ante un verdadero diluvio hasta pasadas las 3 de la mañana, presentando temas de su reciente disco Viaje y grandes clásicos y apoyado en su precisa banda que cada vez suena mejor.

Uno de los momento más emotivos de la noche fue cuando el cantor salteño invitó al cuarteto oriundo de su misma provincia, con quienes viene haciendo buenas amigas hace un tiempo. En este caso, compartieron un set de casi media hora de duración que pasó por todos los climas.

Ahyre y Jorge Rojas compartieron varias canciones para el deleite de buena parte de la plaza que hizo el aguante bajo la lluvia. Foto: La Voz.

LUCIANO PEREYRA, ADVERSIDAD Y OFICIO

“Seguimos improvisando”, tiró el cantante de Luján para sorpresa de todos mientras cambiaba su guitarra y pegaba un volantazo en la lista de temas.

 

Su show había comenzado apenas pasada la medianoche con evidentes desperfectos técnicos: hubo acoples varios, instrumentos que no sonaban, corridas detrás de escena, caras largas (incluidas algunas del mismo Luciano) y muchos silencios al finalizar cada una de las primera canciones. Algo estaba pasando y el desconcierto se hacía notar.

¿QUÉ PASÓ?

La explicación oficial del festival fue que se trató de problemas del propio equipo de Pereyra, ya que durante la prueba de sonido a las que el cantante no suele asistir, todo estuvo correcto. Entre esos contratiempos y la lluvia que se desató después, estaba claro que los astros no lo acompañaban.

En la conferencia de prensa posterior al show, el artista sí admitió que hubo problemas aunque no explicó de qué se trató la cuestión. Con una admirable calma que probablemente no hubiera mostrado en otro momento se su carrera, explicó: “Son cosas que pueden pasar”. Eso sí, aclaró que su tecladista y dos integrantes del equipo técnico tuvieron que ser reemplazados por Covid.   Pero sobre todo, hizo hincapié en que a pesar de las adversidades, el show pudo realizarse y se mostró conforme con el rumbo que tomó la noche. “Tuvimos que cambiar la lista de temas y el público se enganchó aún más”, señaló.

A juzgar por lo sucedido, tiene razón. La plaza celebró una versión con guitarra y voz de Córdoba sin ti y otro bloque acústico que incluyó algunas chacareras y otros temas de los más románticos de su repertorio, en este caso bien despojados. Un lujo para Cosquín.

Luciano Pereyra cambió el rumbo de su show por problemas técnicos y tras algunas dudas, salió airoso. Foto: La Voz.

COMIENZO APURADO

La quinta luna había arrancado con el regreso de Guitarreros al festival, incluyendo su versión del Himno a Cosquín que perfectamente podrían haber cantado minutos antes durante la apertura del Ballet Camin, para sumarle otro ingrediente a ese momento tan colorido.

El cuarteto salteño se quedó sin bis al igual que toda la primera parte de la grilla. La intención fue agilizar la programación para ganarle tiempo a la inevitable lluvia que se avecinaba.

También pasaron Flor Paz con look y repertorio renovado, el coscoíno Gabriel Macías y los ganadores del Pre Cosquín Mangia-Virasoro (Pareja de baile estilizada) y Ramiro Cabral- Valentín Benítez (Dúo Vocal).

AHYRE CON INVITADA SORPRESA

Párrafo aparte para otros salteños, Ahyre, que desplegaron su contundencia vocal y se dieron el lujo de invitar a Natalie Pérez, una de las grandes apariciones en la música argentina de los últimos años.

Aunque su estilo está más cercano al pop/rock, los vínculos con la vertiente folk-canción le abren puertas inesperadas.

Lamentablemente para ella y el grupo de algunos ex Huayra, la lluvia opacó un poco una presentación que llegaba con grandes expectativas.

Los salteños tuvieron revancha un poco más tarde cuando, como se dijo, fueron invitados por Rojas en un momento que la noche había tomado un tinte mucho más épico. Realmente, inolvidable.

 

COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!