Sábado 18 de Mayo de 2024

Hoy es Sábado 18 de Mayo de 2024 y son las 07:04 - - STUDIO UNO RADIO - Belén, Catamarca

POLITICA

18 de enero de 2022

Escuelas porteñas: Soledad Acuña dijo que no habrá pase sanitario y habló de los padres que no vacunan a sus hijos

La ministra de Educación consideró que solicitar el certificado que constate la aplicación del esquema completo sería “prohibirle el acceso a la educación” a niños y niñas que no están inoculados contra el Covid-19 por decisión de las familias

Con el 21 de febrero como día estipulado para que los estudiantes de nivel inicial y primario inicien las clases en la Ciudad y el 2 de marzo para que lo hagan los de secundaria, la ministra de Educación porteña, Soledad Acuña, descartó que se pida en las escuelas el Pase Sanitario y lo justificó al puntualizar sobre la situación de algunas familias.

“No estamos pensando en un Pase Sanitario porque en materia educativa significaría prohibirle el acceso a la educación a los niños y niñas cuyos padres no los llevan a vacunar”, sostuvo la funcionaria, que responde a Horacio Rodríguez Larretaen cuanto a este certificado que solo obtienen las personas que cuentan con su esquema de vacunación primario completo.

De todas formas, la ministra incentivó a que los estudiantes lleguen a los centros de aplicación. “Estamos trabajando para facilitar, mejorar y generar más oportunidades para la vacunación, a través de las familias que puedan hacerlo. La intención es el 21 de febrero comenzar las clases con todos los chicos y chicas en las aulas”, remarcó la funcionaria capitalina.

Así, se mostró en línea con la administración nacional, luego de que el ministro de Educación frentetodista Jaime Perczyk anunciara el lanzamiento de la campaña “Vacunate para ir a la escuela”. Con esta estrategia, la gestión de Alberto Fernández pretende llegar a fines de febrero con más de 70% de los alumnos argentinos con la vacunación lista contra el coronavirus.

Mientras tanto, Acuña -que elevó su perfil público durante la pandemia por las tensiones por las clases con la Casa Rosada- destacó el apego de los porteños a la vacuna y dio cifras: detalló que hay más de 65% de menores de 11 años inoculados y que ese porcentaje escala a 90% en los adolescentes con doble dosis. Asimismo, señaló: “En la Ciudad tenemos una tasa de adherencia alta en adultos y docentes, ya que más de 90% tienen sus dosis”.

Los profesores -según confirmaron en el gobierno porteño- volverán el 7 de febrero a los establecimientos educativos para iniciar un proceso de capacitación. “La intención de todo el equipo de gobierno es llegar a febrero con la mayor cantidad de personas con la tercera dosis, esto cubre a los docentes. Nuestra intención es que todos tengan la tercera dosis al 7 de febrero”, indicó.

Aún no están definidos los protocolos para la vuelta a clases

Sin embargo, los protocolos para el inicio del ciclo lectivo en el marco de la pandemia aún no están definidos y la ministra confirmó que se analizará la situación semanalmente y se definirá “más cerca de la fecha de comienzo”. Dijo que para confeccionarlos habrá dos factores claves: que se mantengan los cuidados en las aulas, pero que se garantice la “máxima presencialidad” y la “continuidad pedagógica”.

“El protocolo que existía a fin del año pasado no es el mismo que implementaríamos hoy y no es el mismo que vamos a implementar para el 21, porque el virus va cambiando. Vamos a esperar unas semanas a estar más cerca de la fecha de comienzo para cerrar el protocolo adecuado que nos permita la tranquilidad a todas las familias de que nuestros hijos están cuidados, pero que garantice la máxima presencialidad sin interrupciones. La intención es buscar uno que garantice certezas, pero también continuidad”, aseguró Acuña.

Por otra parte, se mostró “preocupada” porque no hay cifras oficiales a nivel nacional de cuántos estudiantes dejaron la escuela en la Argentina durante la crisis sanitaria y detalló la situación de la Ciudad: “En el primer estado diagnóstico, en primero, segundo y tercer grado las diferencias habían sido mayores, las familias no estaban preparadas para enseñar a leer, a escribir, a enseñar los primeros números. En el segundo ciclo de primaria habían perdido el oficio de ser estudiantes. Y en secundaria la diferencia más grande es aquellos chicos que habían perdido el interés, dejaron de estudiar porque no valía la pena”.

No obstante, destacó que 4000 estudiantes de secundaria cursan materias en las escuelas de verano porteñas. “Cuando damos oportunidades de aprender, ellos las utilizan y aprenden rápido”, dijo.

COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!