Sábado 25 de Mayo de 2024

Hoy es Sábado 25 de Mayo de 2024 y son las 08:22 - - STUDIO UNO RADIO - Belén, Catamarca

POLITICA

18 de noviembre de 2021

Acuerdo con el FMI, consenso con la oposición y mantener la tregua interna: los desafíos del Gobierno hasta fin de año

Alberto Fernández intentó relanzar la gestión en el Día de la Militancia. Ahora buscará llegar a un acuerdo por la deuda, que requerirá de respaldo tanto dentro del oficialismo como de Juntos por el Cambio.

Pasó la campaña, una elección, otra campaña y otra elección. Dos derrotas para el oficialismo y, por ahora, un solo estallido interno. El Gobierno “relanzó la gestión” este miércoles en la Plaza de Mayo y enfrenta una serie de desafíos para antes de fin de año. El primer objetivo de la administración de Alberto Fernández es alcanzar un acuerdo con el FMI, con consenso opositor. Mientras tanto, Cristina Kirchner mira de lejos y expectante.

Los problemas económicos no desaparecieron con la elección: los múltiples dólares siguen en alza, la inflación volverá a dar malas noticias pese al congelamiento de precios en sus distintas versiones y la situación del empleo continua generando preocupación.

Presupuesto Plurianual, acuerdo con el FMI y consenso con la oposición: la agenda del Gobierno para el fin de año

La prioridad del Ejecutivo es cerrar antes de fin de año un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional. Con el fin de la campaña y pasada la elección, se acabaron las “excusas”. Para eso, busca aprobar en el Congreso el llamado “Presupuesto o Plan Plurianual”, del que no se informaron detalles y que contemplaría las negociaciones con el organismo con lineamientos económicos a largo plazo.

El ministro de Economía, Martín Guzmán, enviaría el texto a principios del mes que viene. Diputados tiene aún pendiente de tratamiento el Presupuesto 2022, jamás discutido por la resistencia del ala que responde a Cristina Kirchner.

En una reunión de la Comisión de Presupuesto, el diputado K Carlos Heller ya advirtió este miércoles que es “muy difícil resolver el Presupuesto 2022 sin tener previamente resuelto el problema del endeudamiento”. De modo que el Presupuesto del año que viene dependerá del plan “plurianual”.

En diciembre el Congreso cambiará, no obstante, su composición. El oficialismo está obligado a llegar a acuerdos. Un desafío doble para el Ejecutivo: debe consensuar con la oposición algo que tuvo resistencias en el propio oficialismo, en el sector cristinista que ya trabó el tratamiento del Presupuesto 2022 y un supuesto “plan plurianual” en el 2020.

En el acto del Día de la Militancia Alberto Fernández cargó directamente contra la oposición en general, pero contra Mauricio Macri y Javier Milei en particular. ¿Dinamitó así cualquier posibilidad de un diálogo razonable en el Congreso?

“Una cosa son los discursos políticos, y otras las acciones reales. El respondió en términos políticos. La representación de Macri tendrá que participar y opinar. Y la de Milei, si ya está en el Congreso, también. La oposición sabe lo delicado de la situación, no es idiota. No van a dejar de acordar por el discurso del Presidente”, contesta un funcionario cercano a Alberto Fernández.

Antes del recambio del Congreso, el Gobierno busca blindar su gestión con 116 DNU y pone en peligro un acuerdo con la oposición antes de fin de año

Este jueves por la mañana, los jefes de bloque de Juntos por el Cambio en el Congreso darán una conferencia prensa en la que se prevé una dura respuesta al discurso presidencial.

La coalición dispuso su conferencia para las 9 de la mañana, media hora antes de que la comisión bicameral de Trámite Legislativo, que preside Marcos Cleri (Frente de Todos), se reúna para tratar un centenar de decretos de necesidad y urgencia dictados por el Ejecutivo desde diciembre de 2019.

Son unos 116 DNU que van desde ampliaciones presupuestarias hasta la creación de estructuras en el Estado, la autorizaron la emisión de títulos públicos, las prohibiciones a la circulación y al comercio en el marco de la pandemia, aumentos jubilatorios, la suba del mínimo del impuesto a las Ganancias, así como la rendición de cuentas del Ejercicio 2021 del gobierno de Alberto Fernández.

El Frente de Todos convocó a la bicameral apenas horas después de las elecciones del domingo y se adelantó 20 días al recambio en el Congreso, que dejará a Juntos por el Cambio y oficialismo en situación de paridad en Diputados, y supondrá la pérdida del quórum para Cristina Kirchner en el Senado.

Si la convocatoria al diálogo genuino existió en algún momento, con las palabras de ayer del Presidente y la ofensiva en el Congreso de este jueves, podría quedar herida de muerte.

El gran desafío del Gobierno: mantener la tregua interna

La movilización de este miércoles dejó una imagen que, deliberada o no, grafica la situación interna del oficialismo. La Cámpora, originalmente molesta con la convocatoria, llegó a la Plaza de Mayo cuando el discurso de Alberto Fernández ya había terminado.

Desde la agrupación, que comanda Máximo Kirchner y responde a su madre, argumentaron que se demoraron por la cantidad de gente que se había movilizado.

“Por ahora, aunque no podemos decir que sea algo definitivo, estamos funcionando con más fluidez”, dicen cerca del Presidente respecto a la interna con el cristinismo.

En la Casa Rosada tienen la teoría de que Alberto Fernández salió fortalecido de las elecciones, en las que el oficialismo perdió por más de 8 puntos a nivel nacional y por 1 en la provincia de Buenos Aires. Se refieren, sin embargo, a “fortalecido hacia adentro”.

El Ejecutivo tiene ahora el desafío de mantener controlada una interna que, pese a la aparente tregua, quedó muy lejos de estar resuelta. Ausente por “prescripción médica”, Cristina Kirchner sigue los movimientos del Presidente desde su casa en Recoleta: no habrá acuerdo con la oposición ni cierre con el FMI sin el aval vicepresidencial.

COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!