Sábado 25 de Mayo de 2024

Hoy es Sábado 25 de Mayo de 2024 y son las 07:48 - - STUDIO UNO RADIO - Belén, Catamarca

POLITICA

10 de noviembre de 2021

En el cierre de la campaña, el asesinato del kiosquero desarma la estrategia del Gobierno y genera cautela en Juntos por el Cambio

La muerte de Roberto Sabo en La Matanza volvió a instalar la inseguridad en el centro de la escena electoral. En el oficialismo reina la frustración y el enojo. En la oposición quieren evitar el “que se vayan todos”.

El crimen del kiosquero Roberto Sabo en Ramos Mejía volvió a hacer sonar un grito que hace tiempo no se escuchaba en una protesta: “Que se vayan todos”. A la campaña le quedan solo 48 horas y el tema se instaló el centro. En el Gobierno admiten que el daño está hecho y su estrategia electoral, desarticulada. En Juntos por el Cambio ven un riesgo: nadie quiere pisar en falso.

Tanto en el oficialismo como en la oposición coinciden en un punto: nadie sabe por qué un caso, que puede ser “uno más”, no es uno más y se convierte en una chispa que desata un incendio.

De hecho, el impacto electoral de la inseguridad ya era visto con preocupación por funcionarios del Gobierno desde el crimen de Lucas Iván Cancino, el estudiante de 17 años al que mataron en Quilmes para robarle la bicicleta mientras iba a la escuela.

 

Ambos hechos se produjeron, como se producen periódicamente, en el distrito electoral más sensible para el oficialismo, donde el Gobierno apuesta todas sus fichas a intentar revertir (aunque hoy la expectativa esta más que nada en morigerar) la derrota. Allí concentrará este jueves a toda la dirigencia y a toda la militancia, para un mega-acto de cierre en Merlo.

También recuerdan en el Ejecutivo como el gobernador santafecino, Omar Perotti, debió abandonar, escoltado, una protesta por inseguridad en Rosario. “Va a pegar, no sabemos cuánto. pero va a pegar”, reconocen en la Casa Rosada.

En el Frente de Todos reinan por estas horas dos sentimientos: frustración y bronca. Los ejes finales de la campaña estaban definidos. Polarizar con Juntos por el Cambio, demostrar la presunta recuperación incipiente con mensaje “positivo” (”Sí”) y agotar el territorio para generar algún tipo de optimismo que empuje a las urnas a 2 millones de personas que no fueron a votar en las PASO.

El discurso quedó desarticulado y no hay muchas medidas que se puedan tomar, sostienen en Nación, en términos de Seguridad para los próximos dos días o para dar alguna señal positiva.

“Es una locura que nos sigan echando la culpa, es puro oportunismo, se nota y esperemos que eso también se lo hagan sentir el domingo”, agregan en la coalición de Gobierno, muy irritados por la carga opositora.

Cautela en Juntos por el Cambio: levantamiento de actos de campaña y una invitación que Patricia Bullrich prefirió no aceptar

“Hay que ser muy cuidadosos, porque la gente se pone extrema en la desesperación. Hay que ser muy respetuosos”, advierte un candidato de Juntos en la provincia de Buenos Aires. Por ahora, anticiparon en la coalición opositora, se mantiene sin cambios el acto de cierre de campaña previsto para este jueves en La Plata. Será un acto “sobrio”, ratifican.

Sin embargo, en las últimas horas el intendente de Lanús, Néstor Grindetti y el intendente de Vicente López, Jorge Macri, suspendieron los cierres de campaña municipales y seccionales como gesto por el asesinato de Roberto Sabo.

En la coalición opositora quieren evitar la imagen de festejo que mostró Axel Kicillof cuando estallaba la protesta en La Matanza. El gobernador bonaerense, su jefe de Gabinete, Martín Insaurralde, y el jefe del FdT en Diputados, Máximo Kirchner, cerraron el lunes la campaña en Lomas de Zamora con un acto, mientras en Ramos Mejía estallaban los incidentes.

La campaña debe continuar, en las próximas 48 horas, con cautela: “Es inevitable referirse al tema, porque es la pregunta obligada de cualquier periodista y porque el Gobierno reaccionó muy mal. Pero hay que ir con cuidado y evitar gestos irritantes”, señalan.

Según fuentes de Juntos en Buenos Aires, Patricia Bullrich, ya dio una muestra de esa intención cuidadosa: la titular del PRO y exministra de Seguridad habría recibido una invitación del propio Pedro Sabo, el padre de Roberto Sabo, para reunirse.

“Pidió que Patricia lo vea, encontrarse. Pero ella entendió que por lo menos hasta el lunes no había que hacerlo, porque no era bueno que se piense que hay intención política”.

COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!