Sábado 25 de Mayo de 2024

Hoy es Sábado 25 de Mayo de 2024 y son las 05:20 - - STUDIO UNO RADIO - Belén, Catamarca

DEPORTES

7 de julio de 2021

“Sufrí un montón, pero sabía que un penal iba a atajar porque...”: la confesión del papá de Dibu Martínez

Alberto Martínez contó cómo vivió la definición de Argentina-Colombia en la Copa América. Recordó cuando Boca y River lo rechazaron y dejó una conmovedora frase del esfuerzo de su hijo.

Alguna vez, cuando todo su esfuerzo comenzó a volverse cosecha después de largos años, Emiliano Dibu Martínez contó: “Vi a mi padre llorar por las noches porque no podía pagar las cuentas. Vine al Arsenal por mi familia”. Anoche, el arquero fue la gran figura de la clasificación de la Argentina a la semifinal de la Copa América, con tres penales atajados ante Colombia y este miércoles fue su padre quien habló de él.

“La verdad es que sufrí un montón. No pensaba que iba a pasar eso. Emi es atajador de penales, pero pensar que iba a atajar tres en la Selección contra Colombia no se me pasó por la cabeza”, reconoció Alberto Martínez, padre de Dibu, aunque añadió: “Sabía que uno iba a agarrar”.

Sobre los comienzo de Emiliano en el fútbol, Beto Martínez contó en declaraciones a AM 750: “Fesde los 4 años arrancó en el baby de General Urquiza, luego estuvo en Talleres y en San Isidro, todo antes de partir a las inferiores de Independiente de Avellaneda”.

El padre del arquero recordó además: “En una prueba que le hicieron en Boca quedó pero después, a los cuatro o cinco meses, lo mandaron de vuelta. En River le pasó lo mismo, y después se volvió desilusionado para acá, tenía 11 añitos”.

Sobre aquel momento, destacó a dos nombres importantes en la carrera de Dibu antes de la llegada de Miguel Ángel Pepé Santoro. “Después de lo de Boca y River aparecieron Roberto Cacho Gonzalo y Jorge Peta, que lo mandaron a hacer una prueba a Independiente y ese día lo vio Pepé Santoro, que justo estaba haciendo una prueba de arqueros y le dijo ‘quedate, no quiero que te vayas’, así que nosotros lo dejamos ahí y a los dos días volvimos con la ropa y todo para que se quedara en la pensión”.

Martínez, padre de la criatura, siguió el hilo de la historia, ya con su hijo estabilizado en el Rojo y en el radar de los seleccionados juveniles. “Después tuvo la suerte de estar en la Sub 17, la Sub 15, en la Mayor con Sergio Batista, eso a los 18, pero la carrera de Emi siempre fue muy esforzada. Acá, en Mar del Plata,, siempre se destacó atajando en una división más arriba que la de él porque atajaba en la 90, que era la de del hermano, y bueno, esa es la vida de Emi, con mucho sacrificio porque a los 17 años ya se nos fue para Europa”.

Consultado por la importancia de la figura de Pepé Santoro en la vida de Emiliano, su padre fue contundente: “Si le preguntás a Emi, es el segundo papá, lo ama. Le dio no te digo la educación porque eso se lo dimos nosotros pero sí la línea y la conducta. Se fue a Europa con el aprendizaje que le dio Pepé y al llegar, gracias a eso le dijeron que sí”.

Sacrificio, siempre. Ese parece ser el síntoma principal en la carrera de Emiliano Dibu Martínez. “Fue muy crudo el primer tiempo en el fútbol. Él tenía 17 años, llegó a un lugar que no conocía cuando se fue a Inglaterra pero nosotros, su mamá, su hermano Alejandro y su papá, le hicimos el aguante, estuvimos un mes y pico con Londres con él. De entrada fue muy duro pero se adaptó enseguida, en el Arsenal tuvo muy buenos compañeros, los trataron muy bien, hicieron lo imposible para que se quede y estuvo 9 años hasta que el año pasado se decidió a ir al Aston Villa”, repasó.

Sobre el final, un partido que Alberto Martínez recordó como uno de los grandes antecedentes de Dibu en los penales: “En las selecciones juveniles le atajó tres penales a Brasil y perdimos por un penal, fue en Chile, él tenía 16 años”, apuntó.

Y sobre la final con Brasil que se viene por la definición de la Copa América en el Maracaná, el padre del arquero se animó a aventurar. “Son partidos, a mí me gusta ganarlos en la cancha pero bueno, si se da de ir a los penales, veremos. No siempre se pueden atajar penales, es muy embromado, él tuvo su noche y la supo aprovechar, por eso dije que nunca pensé que iba a tajar tres, pero sí sabía que uno iba a sacar porque se que se vuelca muy bien, es muy decidido. Lo que tiene de bueno Emi es que tiene mucha fuerza de piernas, es alto, pero tiene mucho poder en las piernas y eso es lo que lo salva”, cerró.

COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!