Sábado 25 de Mayo de 2024

Hoy es Sábado 25 de Mayo de 2024 y son las 08:29 - - STUDIO UNO RADIO - Belén, Catamarca

PROVINCIALES

4 de junio de 2021

Le robaron el teléfono celular a un paciente que murió por Covid en el San Juan Bautista

El lamentable hecho sucedió ayer, en el Hospital San Juan Bautista. La familia radicó la denuncia en la Unidad Judicial N° 4. “A su hija, solo le queda el recuerdo de su padre en los videos y fotos que están en el teléfono. Por eso, queremos recuperarlo”.

Pasadas las 13.00 de ayer, en el Hospital San Juan Bautista, falleció el profesor Carlos Villalba, víctima de Covid. El 27 del mes pasado, el hombre, padre de una hija, ingresó al hospital, contagiado del virus y en los últimos días, su estado de salud se complicó, al punto que debió recibir asistencia respiratoria y murió ayer.

 Más tarde, una enfermera le entregó a los familiares, dentro de una bolsa de consorcio, las pertenencias del fallecido, pero faltaba su teléfono celular. 

Ese celular contenía lo que hasta hace unos días se había estado comunicando con su familia, quienes se mantenían cerca de él acompañándolo a través de mensajes y videollamadas. A pesar de buscar una respuesta en el hospital acerca del paradero del teléfono marca Motorola Modelo G6 Play, la familia no tuvo más remedio, ante la falta de respuesta, que dirigirse a la Unidad Judicial N° 4 y denunciar el hecho. 

Ahora, la fiscala Jesica Miranda investiga el ilícito que, lamentablemente, pone bajo la lupa al personal de salud, en un acto tan miserable como robarle a una persona fallecida. 
Conocido el hecho, LA UNIÓN se entrevistó con el cuñado de Villalba, Diego Martínez, quien en medio del dolor de haber perdido a un ser querido, contó lo ocurrido y se lamentó por la actitud que tuvo el personal del hospital para con su familia, quienes cuando se presentaron a retirar las pertenencias de su cuñado y preguntar qué trámites fúnebres debían realizar, “no nos dijeron nada y solo nos tiraron una bolsa de consorcio negra con sus cosas. Como si fuera una bolsa para un perro”. 

Según contó Martínez, a las 13.30 aproximadamente, los llamaron del hospital para informarles del deceso.  
“Cuando fuimos, nos entregaron el papel de defunción y no nos decían nada de sus pertenencias, por lo que se las pedí y me dijeron que espere. Recién como a las 17 horas más o menos, nos dieron una bolsa de consorcio negra, con el nombre de él -por el cuñado-. Nos la dieron como tirarle una bolsa de comida a un perro”, expresó el cuñado. Agregando: “Tomé la bolsa y la vacié delante de un policía que estaba allí y otras personas, quienes vieron todo lo que había adentro. Estaba su mochila, su ropa, pero no el celular. El celular que yo le había llevado, lamentablemente, no estaba, pero sí estaba el cargador”. 

Tras advertir el faltante del teléfono, la familia de Villalba pidió hablar con los médicos; “Se tiraban la pelotita. Nos atendió un enfermero que después fue y llamó a una enfermera, después al médico, que la llamó a la asistente social y nos estuvieron dando vueltas como hasta las 18.30 o 19.00, y decidimos ir a hacer la denuncia -fue realizada en la Unidad Judicial N° 4- . Después, volví por el hospital para tratar de hablar con alguna autoridad, pero nadie me atendió. Solo la psicóloga que estaba allí, ella nos trató muy bien, pero, lamentablemente, no tuvimos respuesta del personal de salud que atendió a mi cuñado”.

En cuanto a la entrega del cuerpo de la víctima, Martínez comentó que recién se les será entregado en el dia de hoy, cerca de las 13.00 horas; “Mañana -por hoy- voy a volver a ir al hospital, a ver si algún director me puede atender, para pedir respuesta de la situación que estuvo pasando y de las cosas que se perdieron de mi cuñado. Desde el mismo hospital nos pidieron que le llevemos el teléfono para que él se pueda comunicar con la familia, porque estaba hacía más de diez días. Él habló con la familia, pero lamentablemente, después lo tuvieron que poner con respirador y falleció. Lo que queremos es tratar de recuperar el celular porque él tiene una hija y el único recuerdo que le va a quedar a ella son las fotos y el video que están allí”. 

“Para que la gente de salud no haga esto, lamentablemente, por una o dos personas que son mal llevadas, queda mal toda la institución del Hospital San Juan Bautista. Lamentablemente, es así. Las autoridades hacen oídos sordos. Recuperar el teléfono nos permitirá también, como familiares, guardar el recuerdo de él ya que, lamentablemente, no lo vamos a tener ya físicamente con nosotros”, se lamentó el entrevistado. 

Tras la denuncia realizada en la Unidad Judicial N° 4, el hecho fue puesto en conocimiento de la fiscala subrogante, Jesica Miranda, quien impartió las directivas a seguir. 

COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!